QUIENES SOMOS

HISTORIA

Germans Boada tiene sus inicios en 1950 a raíz de la invención por los hermanos Boada de un cortador manual de mosaico hidráulico. La nueva herramienta, que tuvo una excelente aceptación, logró la Medalla de Oro y el Diploma de Honor en la primera exposición nacional de inventos celebrada en Barcelona en 1953.
Los años 50 se caracterizan por la ardua tarea de introducción en el mercado de una herramienta avanzada a su tiempo, una progresiva mejora de las prestaciones del cortador y una modernización paulatina de los procesos productivos. Aunque centrar las ventas iniciales en el ámbito regional, poco a poco las ventas se realizan en todo el estado y en breve, se realizan las primeras exportaciones a Ecuador, seguidas de ventas en Francia y Portugal.

El éxito de la compañía se consolida definitivamente durante la década de los 60, coincidiendo con la generalización de pavimentos y revestimientos de cerámica y gres. En 1969, la empresa se convierte en Sociedad Anónima, fundada por los hermanos Antoni y Joan Boada y por el Sr. Miquel Escayol.
Más de sesenta años después, con la segunda generación de los fundadores en el Consejo de Administración, Germans Boada S.A. se ha consolidado como una empresa líder en el diseño, fabricación y distribución de maquinaria y herramientas para el corte, la colocación y el mantenimiento de la cerámica.

Internacionalmente reconocida por su dinamismo y su capacidad de innovación, con el fin de hacer frente al crecimiento experimentado desde sus inicios, la empresa se ha tenido que ir dimensionando , pasando por diferentes fases, del modesto taller donde los hermanos Boada hacían las primeras unidades de forma artesanal, a unas modernas instalaciones, pero manteniendo siempre su sede central en Rubí.